Desde el fondo del mar - información sobre buceo
 
 
El buceo deportivo

 

Bucear te abre las puertas de un mundo completamente distinto: el submarino. En él podrás descubrir hermosas especies y enormes riquezas naturales. Una aventura que hace mirar el planeta desde otra perspectiva.

El buceo es un deporte que todas las personas pueden practicar. Basta con hacerse un chequeo médico y descartar cualquier problema que impida sumergirse en el mar.

Bucear es positivo para luchar contra el estrés, y resulta saludable para los pulmones de los fumadores, para la circulación periférica de las mujeres, para personas con sobrepeso -es un deporte que pueden practicar sin problemas-, y para quienes sufren discapacidad física. En USA, los hospitales lo recomiendan como terapia para niños (en España hay que tener más de 14 años para obtener el título básico). Ver a un mero en una grieta, a las gorgonias mecerse en las tenues corrientes submarinas, por ejemplo, ayudará a estos niños a tener una mejor comprensión de su entorno y a ser más respetuosos con los océanos y su fauna y flora.

 

¿Deporte de riesgo?

Puede catalogarse como deporte de riesgo cuando no se toman las precauciones debidas. Con una buena preparación y el apoyo de profesionales, puede decirse que no es nada peligroso en comparación con otros deportes como el rafting, o el alpinismo.

Cabe decir también, que el hombre no soporta el medio marino igual que el medio terrestre. De esta forma, adaptar el cuerpo a la inmersión, reduce nuestra movilidad y nuestra visión. Las aptitudes han de compensarse con un buen material de inmersión y una fase previa de adaptación al medio.

Una vez realizada esta fase de adaptación, el organismo se habitúa de forma temporal, a una inmersión bajo el agua. De esta forma, podemos disfrutar de este deporte, con unos riesgos mínimos.

 

Estado físico:

Es importante desarrollar la resistencia aeróbica, potenciar el control de volumen de nuestro cuerpo en el agua para movernos con fluidez y controlar las técnicas que variarán en función del tipo de inmersión que realicemos. El buceo es un deporte que hace trabajar a toda la musculatura de nuestro cuerpo y que evita las lesiones óseas por esfuerzo ya que el cuerpo trabaja en condiciones de falta de peso. Pero es importante desarrollar la musculatura al facilitar el movimiento del cuerpo y del equipo hacia delante y bajo el agua.

Los deportes que pueden ayudar a conseguir el estado óptimo, además de los tradicionales estiramientos y calentamientos, son correr y la bicicleta para fortalecer la musculatura de las piernas. La natación donde nos acostumbraremos al medio y mejorará nuestra capacidad de resistencia. El fútbol y el baloncesto aumentando la resistencia aeróbica y la capacidad de reacción. El waterpolo para experimentar distintas situaciones en el agua y la escalada donde se combinan la fuerza y la agilidad.

 

A la hora de bucear:

Cualquier persona que desee bucear debe registrarse previamente en un centro de buceo. El registro incluye la cumplimentación de un formulario con los datos personales y demostrar que está calificado (excepto las personas que asisten al curso de aguas abiertas de PADI o uno equivalente; o un buceo de prueba). En el caso de los menores, se requiere una autorización por escrito de un padre o tutor legal.

Todas las personas que se registren en un centro de buceo deben completar un cuestionario médico para demostrar que son aptos médicamente para el buceo. A pesar de las respuestas en la declaración médica, en cualquier caso de duda o a discreción del director de buceo, se podrá solicitar a las personas someterse a un examen médico completo por un médico que otorgará por escrito su autorización para el buceo.